Por José María Garrido Juango

0 Comentarios

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Artículo anterior
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Artículo siguiente

La cuarta definición del diccionario de la RAE dice que EMPRESARIO es “Titular propietario o directivo de una industria negocio o empresa”, y también como “Persona que emplea a trabajadores”.

Pero tú y yo sabemos que ser empresario es bastante más que eso, ¿verdad?

Aunque, ¿te has parado a pensar con cierto detenimiento sobre qué es ser empresario?

¿Has pensado alguna vez si tienes madera de emprendedor, y qué significa realmente ser empresario?

Pues mira: yo te voy a dar mi propia opinión en este vídeo de poco más de 3 minutos.


Las 4 características que definen a un empresario o empresaria son las que describió el navarro Javier Úriz, posiblemente el intelectual y consultor español que mejor ha comprendido la realidad de la empresa.

La primera sería la CAPACIDAD INNOVADORA. Se trata de una persona que tiene unos conocimientos específicos en una materia capaces de marcar una innovación en la forma de producir bienes o servicios. Desde ese conocimiento, tiene una idea que supone una ventaja competitiva resolviendo los problemas o necesidades de un cliente.

Capacidad innovadora que, y más hoy en día, debe mantenerse activa y lustrosa a lo largo de toda la vida del proyecto empresarial.

La segunda característica sería el CAPITAL necesario, no sólo para llevar adelante la idea inicial, sino para el devenir de la vida de la empresa. Un empresario es alguien que “se juega” dinero, bien porque es suyo, de sus socios, o porque lo pide prestado a una entidad financiera, dinero que, por otra parte, es el máximo medidor del funcionamiento del proyecto.

La tercera es la INICIATIVA EMPRENDEDORA, esto es, la decisión de crear y mantener la empresa, y el coraje, la fuerza y el compromiso personal de llevarla adelante. Para ser empresario no es suficiente con tener “motivos”, sino que hay que tener “motivación”. La motivación o Propósito es el motor de todo plan. Saber cuál es tu PORQUÉ es imprescindible para afrontar esa auténtica aventura que supone la iniciativa empresarial, una actividad que da respuesta a esa necesidad tan íntima del ser humano que es el descubrimiento.

Por último, la cuarta característica del empresario es tener la capacidad y la autoridad para GESTIONAR la empresa, lo que significa, ni más ni menos, que CONTROLAR su evolución y por supuesto, TOMAR DECISIONES.

Innovación, Capital, Iniciativa Emprendedora, y Gestión. ¡Casi nada!

Pero, ¿tú qué crees? ¿encuentras alguna otra característica fundamental de un buen empresario?

¿Tienes tú madera de empresario?

Venga, deja tus comentarios aquí abajo, y charlamos sobre ello.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>