Lo que SÍ motiva a los empleados

Por JOSÉ MARÍA GARRIDO

Decíamos en una entrada anterior que no podemos pretender pedir motivación a nuestros empleados si previamente no les hemos cubierto sus necesidades fisiológicas básicas o de seguridad, las denominadas “necesidades higiénicas”, cuya ausencia es extraordinariamente desmotivante.

Pero es curioso porque cuando éstas están cubiertas o incluso si las excedemos, esto no provoca un aumento de su motivación.

A partir de un determinado punto, el compromiso de los empleados no aumenta con mayor salario (aunque a todos nos gusta ganar más), más conciliación o una ergonomía excesiva.

Veamos pues cuáles son los factores realmente motivacionales, una vez cubiertas las necesidades básicas de la pirámide.

 

La falta de necesidades fisiológicas o de seguridad es radicalmente desmotivante para las personas, pero una vez cubiertas, para generar un auténtico espacio de compromiso tendremos que cubrir otro tipo de necesidades que, en la mayoría de los casos, no suelen tener demasiado coste.

Hablamos en primer lugar de las necesidades sociales: sentir afecto, aprecio, colaboración, o pertenencia al grupo. Sería que el trabajador sienta que “aquí me quieren”

Un grado superior estaría relacionado con la autoestima: que el trabajador se sienta valorado y respetado, que aumente su prestigio en la organización, e incluso que disfrute de un estatus dentro de la misma. Es aquí donde juega el reconocimiento, el progreso profesional o la idea de “aquí me necesitan”.

Y el grado máximo llega cuando el trabajador realmente consigue la autorrealización en el trabajo, cuando el entorno le permite hacer lo máximo que puedan dar de sí sus habilidades únicas.

Es en estos niveles cuando realmente podemos hablar de motivación y de posibilidades de que el compromiso pueda explosionar y expandirse.

Que un trabajador compruebe que “aquí me quieren”, o mejor todavía que “me necesitan” e incluso que se sienta autorrealizado es lo que va a permitir que aplique su energía en resolver los problemas, los retos y los desafíos a los que se enfrenta la empresa.

¿Y cómo se genera ese Ecosistema del Compromiso? Lo veremos en los próximos vídeos.

Pero, ¿qué te parece todo lo anterior? ¿Crees que, a partir de un determinado punto, aumentar el salario va a generar mayor motivación? ¿Crees que los salarios ligados a objetivos consiguen mejores resultados? Anímate a intercambiar ideas con nosotros sobre todo esto en los comentarios.

Acerca de José María Garrido


José María Garrido es el fundador de Fresh Mentoring y tiene como objetivo aportar todo lo que esté en su mano para el desarrollo de nuestro sector agroalimentario y, por lo tanto, de sus empresas. Para ello aplica su conocimiento y experiencia de 24 años como directivo en ayudar a sus empresarios y profesionales con conceptos y herramientas de organización y gestión que aumenten su valor y mejoren sus vidas.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>