Por José María Garrido

0 Comentarios



Las personas de nuestro sector agroalimentario, como muchos otros trabajadores, siguen dando la talla y consiguiendo que el abastecimiento sea prácticamente total, evitando así que la situación sea mucho más grave todavía.

En cualquier caso, y confiando en que la crisis sanitaria empiece a remitir en los próximos días, en mi humilde opinión estamos todavía lejos de una “normalización” completa, y creo que esta “situación especial” en nuestras empresas agroalimentarias va a alargarse en el tiempo.

En este sentido me gustaría aportar mi granito de arena sobre cómo afrontar las próximas semanas en las Pymes de nuestro sector.

Desde luego, una “situación excepcional” no se puede mantener durante mucho tiempo, y por eso para mí la idea central que quiero transmitirte es la necesidad de sistematizar dicha excepcionalidad, y más si las medidas especiales están todavía sujetas con pinzas.

Mis recomendaciones serían las siguientes:

  1. En primer lugar y por descontado, no bajar la guardia en ningún momento en aspectos como medidas de protección, atención a las necesidades de los empleados, atención a clientes, proveedores, flujos de caja, etc.
  2. Estandarizar los procedimientos de actuación actuales, de forma que, como decía, dejen de estar sujetos con pinzas.
  3. También, establecer rotaciones en los puestos clave que estén sometidos a una presión extraordinaria, tanto de personal operativo como de mandos, con el fin de posibilitar el descanso, físico y mental.
  4. Reorientar las actividades de aquellas personas y puestos de trabajo que, debido a la situación, no puedan realizar una parte sustancial de su actividad habitual. Estoy pensando, a modo de ejemplo, los comerciales que no estén visitando a clientes.
  5. Estandarizar reuniones virtuales, rápidas y eficaces, para seguir los acontecimientos y tomar decisiones.
  6. Y por último, registrar ideas de mejora y futuras lecciones aprendidas que sin duda están surgiendo continuamente en una situación como esta.

Por último, una sugerencia para el máximo responsable de la organización: creo esencial que, en la medida de lo posible, seas tú quien siga al frente de la situación durante todo este periodo, por lo que deberías cuidarte mucho, y descansar y desconectar todo lo que esté en tu mano, delegando también acciones concretas a otros.

En fin, que como ciudadano de a pié, quiero también desde aquí poner de manifiesto mi homenaje para todos vosotros.

¡Mucha fuerza!

Acerca de José María Garrido


José María Garrido es el fundador de Fresh Mentoring y tiene como objetivo aportar todo lo que esté en su mano para el desarrollo de nuestro sector agroalimentario y, por lo tanto, de sus empresas. Para ello aplica su conocimiento y experiencia de 24 años como directivo en ayudar a sus empresarios y profesionales con conceptos y herramientas de organización y gestión que aumenten su valor y mejoren sus vidas.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>