Por José María Garrido

0 Comentarios


¿Tienes sana ambición por tu trabajo como Responsable de Calidad y Seguridad Alimentaria, te preocupas por lo que ocurre en tu empresa y miras al futuro con optimismo?

Pues voy a contarte cómo hacer para que tu trabajo sea relevante y estratégico en tu empresa actual… o en la siguiente.

Después de 24 años como directivo agroalimentario, llevo 6 acompañando a Responsables de Calidad a crecer y a desarrollarse profesionalmente.

Ayudándoles a reinventar su trabajo para aportar mucho valor.

Y en todo este tiempo hay una cosa que nunca ha cambiado:

Un profesional de la Calidad que no impacte drásticamente en la mejora de la competitividad de su empresa es un profesional estancado, desmotivado y a menudo frustrado.

Y basta con que estos profesionales encuentren el sentido de su trabajo y sean conscientes de cuáles son sus posibilidades reales en la Pyme agroalimentaria para que sus sensaciones cambien del todo… y a los pocos meses de ejecución el reconocimiento que reciben llegue de forma natural.

No voy a dejar que te quedes inerte porque no tienes claro cómo actuar ante las auténticas necesidades de tu empresario y de tu empresa, y qué puedes (y debes) hacer tú para solucionarlas.

Así que te voy a entregar mi hoja de ruta con 7 transformaciones poderosas para tu trabajo.

Veamos cuáles son estos pasos.

La hoja de ruta en 7 pasos para hacer crecer tu impacto en la empresa.

Paso #1: Del “son ellos” al “depende de mí”.

Nos encontramos inmersos en un profundo cambio de época.

Hoy todo es diferente.

Estamos solos, y nadie va a venir a salvarnos.

Nadie va a venir a hacernos progresar profesionalmente.

Ni el gobierno, ni los sindicatos… ni tu empresa.

A pesar de ello todavía hoy hay dos tipos de profesionales.

Por un lado, el clásico, que todavía cree:

  • Que su empresa o su jefe deben ocuparse de su desarrollo profesional.
  • Que obtener más títulos y certificados mejorará su situación.
  • Que sólo trabajando duro y metiendo muchas horas, se progresa.

Que se queda esperando a que otros resuelvan su situación, vaya.

 

Liderate a ti mismo

Y por otro lado, está el profesional del siglo XXI, que sabe que:

  • No se trata de pasado, sino de futuro.
  • No se trata de aportar esfuerzo, sino valor.
  • No se trata de títulos, sino de conocimiento, competencias y habilidades.

Método, proceso, trabajo, esfuerzo y coherencia… centrados en TI.

Y tú, ¿qué tipo de profesional quieres ser?

Paso #2: De “el rincón del certificado” a «el corazón de la empresa».

Creo adivinar lo que has hecho hasta ahora, y por eso me atrevo a decirte las cualidades que (seguramente) atesoras.

Sabes planificar y establecer sistemáticas documentadas.

Tienes capacidad de liderazgo y orientación al cliente.

Sientes vocación hacia las personas, sabiendo lo importantes que son.

Sabes tomar decisiones en base a indicadores y datos.

Conoces las bases de la mejora continua.

¿Me equivoco?

Sí, sé que tienes todas esas características porque has sido capaz de coordinar, establecer y certificar un Sistema de Seguridad Alimentaria en base a una norma.

Pero al mismo tiempo, tienes un serio problema.

El problema de que esas capacidades las dedicas en exclusiva a temas de Seguridad Alimentaria… y a renovar certificados.

Ya sé que te han contratado para eso.

Ya sé que la seguridad del producto es innegociable en nuestro sector.

Pero con eso NO estás haciendo que tu empresa sea diferente, más rentable o más competitiva, que es a lo que tu empresario realmente da importancia.

Para progresar profesionalmente tienes que salir de esa burbuja en la que te encuentras y destinar tus capacidades a solucionar los problemas que preocupan a tu empresario, y de los que nadie más se ocupa.

Además de seguir coordinando la Seguridad Alimentaria y renovando certificados, por supuesto.

Si aplicas tu experiencia, tu conocimiento y tus capacidades a eliminar el desorden que hoy reina en tu empresa, a luchar contra ese Caos Creativo, créeme que tu situación profesional cambiará radicalmente.

Porque empezarás a ser alguien relevante en tu empresa.

Y eso tendrá consecuencias que hasta este momento ni siquiera has imaginado.

Consecuencias muy positivas, por supuesto.

Paso #3: De la desesperanza a la Perseverancia.

Actuamos, pero las cosas parece que se desmandan enseguida.

Resolvemos, pero todo se vuelve a desordenar a la primera de cambio.

Y eso te produce desesperanza, cansancio y, lo que en más peligroso, cierta desidia.

Sin embargo, tienes que ser consciente de que en el Universo las cosas tienden al desorden.

Y para luchar contra el desorden hay que gastar energía.

Es la Ley Universal de la Entropía (Entropía = Desorden).

Por eso es muy importante que pongas en práctica una cualidad que todos los Responsables de Calidad conocemos, y que no es otra que la Perseverancia.

Mira lo que decía Calvin Coolidge, 30º Presidente de los EEUU:

“Nada en el mundo puede reemplazar a la Perseverancia. Ni siquiera el talento; no hay nada tan común como las personas con talento que fracasan.

Tampoco la genialidad. Los genios sin recompensa constituyen lo habitual.

Y la formación tampoco. El mundo está lleno de inútiles muy bien preparados.

Sólo la Perseverancia y la determinación son omnipotentes.

El lema INSISTE ha resuelto y resolverá siempre los problemas del Ser Humano.”

La clave es que, primero, seas consciente de ello.

Y después, saber que la Perseverancia, la disciplina y la Sistemática son las soluciones sólidas para controlar la Ley de la Entropía que también afecta a tu empresa.

Paso #4: De “policía ninguneado” a “facilitador aclamado”.

En una empresa hay dos formas de actuar: aplicando el PODER, o consiguiendo y desplegando AUTORIDAD.

El Poder se otorga de arriba a abajo, y lo concede la estructura jerárquica.

La Autoridad se consigue de abajo a arriba, y la otorgan los compañeros.

Aplicar el Poder significa EMPUJAR, o sea,

  • establecer normas;
  • dar órdenes;
  • controlar;
  • castigar/premiar.

Actuar con Autoridad permite ARRASTRAR, lo que significa:

  • asignar objetivos;
  • orientar;
  • confiar;
  • corregir/reconocer.

Empujando obtendrás su tiempo y su trabajo físico.

Arrastrando conseguirás sus mentes y sus corazones.

Tu enfoque debería cambiar hacia una nueva vocación de ayuda.

Porque utilizar tus conocimientos y experiencia para ayudar a que tus compañeros hagan su trabajo mejor aumentará tu valor en la empresa, mejorará tu reconocimiento… y te convertirá en un/a Q-Líder agroalimentario/a.

Paso #5: Del “yo…, mi…, a mí…” al “nosotros”.

Sí, ya sé que en tu empresa cada cual va a lo suyo, echando balones fuera y culpando a otros de sus problemas, con la única intención de “salvar su culo”.

Pero tú estás convencido/a de que el trabajo en equipo es más eficaz y productivo que el individualismo.

No te gusta que cada cual se ocupe sólo de lo suyo, aunque crees en la responsabilidad y en la necesidad de cumplir con los compromisos.

Eres inconformista, al tiempo que ambicioso/a.

Te preocupa el funcionamiento y la cultura de tu empresa, no te escondes ante las dificultades, y necesitas que las cosas mejoren poco a poco para sentirte bien.

Por eso debes explicar las razones de tus decisiones, que nunca debes tomar por capricho, sino teniendo en cuenta algo muy superior, a ti y a todos, que no es otra cosa que…

el bien general de la empresa.

Tienes que hacerles ver que su trabajo es importante, y demostrárselo con hechos.

Haciendo que todos seáis y trabajéis como un auténtico equipo.

Potenciando la comunicación y el alineamiento estratégico.

Y asumiendo tú más culpa de la que mereces y menos mérito del que te corresponde.

¡Esa es la esencia del auténtico Liderazgo!

Estoy aprendiendo cómo hacer para que mi trabajo de Calidad alimentaria impacte de verdad en mi empresa Clic para tuitear

Paso #6: De los recursos humanos a los humanos con recursos.

Tú tienes vocación hacia las personas.

Y sabes lo importantes que son.

Porque una empresa no son las paredes, las máquinas, la planta o la tecnología.

Una empresa son Personas, porque todo, absolutamente todo, lo hacen y lo deciden las Personas.

Por eso sabes que, como Persona que es, todo trabajador quiere:

  • Estar informado.
  • Ser escuchado.
  • Aplicar sus conocimientos y adquirir nuevos.
  • Trabajar con cierta autonomía.
  • Quiere tomar decisiones y asumir riesgos.
  • Aportar iniciativas y mejoras.
  • Quiere ser reconocido.
  • Y aspira a hacer carrera profesional.

Es decir, el empleado, como persona, tiene aspiraciones, tiene metas personales y tiene ENERGÍA.

¿Te imaginas a todos los trabajadores de tu empresa aplicando esa energía en resolver los problemas, los objetivos, los desafíos, y los proyectos de tu empresa?

¿Y te imaginas siendo tú capaz de movilizar toda esa ingente cantidad de Valor, del que nadie se ocupa?

¡Ahí tienes otra de tus grandes oportunidades para aplicar tus capacidades e impactar en la competitividad y los resultados de tu empresa!

Paso #7: Del desconcierto de la soledad a trabajar con un mentor.

Esta etapa puede parecer opcional, pero al final, es la más importante de todas.

Sólo/a, te mueres.

Tu energía se drena, pierdes claridad.

Tus ilusiones se apagan.

Acompañado es más divertido.

Es más seguro e inteligente también.

Tus preguntas encuentran respuestas algo más serias que las que obtienes hablando con otros compañeros que se encuentran en una situación muy similar a la tuya.

¿Crees de verdad que alguien de tu entorno te va a decir qué debes hacer para conseguir ser alguien estratégico y relevante en tu empresa, y conseguir el estatus y el salario que mereces?

Tampoco tu jefe… ya que no tiene ni idea de cómo se resuelven esos problemas de cultura y gestión interna de tu empresa.

Porque si lo supiera ya habría aplicado él mismo la receta, ¿no?

Más determinación y menos quejas.

Más autodescubrimiento y menos señalar a otros.

Te conectas con otros Responsables de Calidad dispuestos a ser Q-Líder agroalimentarios y que orbitan alrededor de este mismo mentor.

Y de repente, has cambiado tu entorno, recibes el apoyo que no tienes en tus lugares habituales y ya no intentas más averiguarlo todo tú, sino que preguntas a alguien que sabe.

Te sientes mejor, más ilusionado/a.

Y aprendes lo que debes hacer para ser un catalizador del cambio que necesita tu empresa.

De hecho, contratar a un mentor es lo primero que deberías hacer si quieres implementar esta hoja de ruta que te acabo de presentar.

Es una forma de sellar tu compromiso por transformarte en un mejor profesional, uno de los que se mueve como pez en el agua en el entorno de las Pymes agroalimentarias.

La cartera es una buena forma de avisar al cerebro que vas en serio con esto.

Necesitas competencias nuevas para lograrlo

Voy a ser muy sincero contigo.

Estos 7 pasos no van a activarse de la noche a la mañana en tu carrera profesional.

  • Porque tienes que “cambiar el chip” y aplicar una nueva mirada, a tu situación y a la de tu empresa.
  • Porque necesitas de una estrategia.
  • Porque tendrás que adquirir nuevas competencias y aprender unas cuantas herramientas para implementar esa estrategia: saber cómo piensa el empresario, comprender las necesidades de las personas, averiguar cómo clarificar, sistematizar, medir o analizar, cómo conseguir el compromiso (de verdad) de la Dirección, cómo gestionar proyectos, etc.
  • Porque tendrás que construir un auténtico Sistema (no, no estoy hablando del que conoces hasta ahora) que garantice no sólo hacer funcionar lo recurrente y establecido, sino que también controle la mejora y la innovación.

Pero la velocidad a la que llegas a la meta no es el indicador adecuado.

Quiero que pongas el foco en tu contribución, real, al cambio cultural y a la competitividad de tu empresa.

¿Cuánto estás impactando de verdad en esos parámetros hoy?

¿Cómo de feliz y satisfecho/a te encuentras con tu actividad profesional hoy?

¿Cuánto te has alejado de esa vocación y esa ilusión que tenías no hace tanto tiempo?

Si eres optimista por defecto, amas el sector agroalimentario, estás dispuesto/a a aprender y aplicar, y tienes afán de superación, no veo nada más importante que ir llenando tu mochila de las competencias y herramientas adecuadas para convertirte en ese agente de cambio que necesitan nuestras Pymes agroalimentarias.

Para convertirte a ti mismo/a en un profesional más valioso, más competitivo y con capacidad de elección, al haber ascendido a otro nivel.

Hoy.

Si te interesa ser diferente, brillar más en nuestro sector y ser más influyente, te invito a una charla gratuita de 60′ en 1 a 1 conmigo donde analizaremos el contexto actual de tu situación y veremos más en detalle cómo dar estos 7 pasos de forma inteligente hacia tu cambio de rol en nuestras empresas, que te permitirá reconectar con tu vocación agroalimentaria y volver a sentirte orgulloso/a de tu trabajo.

Verás que la clave para reposicionarte con éxito en el sector agroalimentario pasa por aprovechar tus capacidades, extender el territorio de tu actividad actual y rediseñar tu contribución a la empresa de una forma sencilla, potente, fiable y sólida.

  1. Adquiriendo una mentalidad que te permita aplicar una nueva mirada a la empresa agroalimentaria.
  2. Desarrollando tus competencias para motivar y gestionar personas.
  3. Dominando herramientas que solucionan problemas.

Esta sesión es completamente gratuita, aunque las plazas son limitadas.

Para acceder solo tienes que rellenar el siguiente cuestionario (breve) y elegir el día y la hora que mejor te vengan para hablar conmigo:

>>>>>> ¡Quiero reservar una sesión contigo, José María!

Te veo dentro.

Acerca de José María Garrido


José María Garrido es el fundador de Fresh Mentoring y tiene como objetivo aportar todo lo que esté en su mano para el desarrollo de nuestro sector agroalimentario y, por lo tanto, de sus empresas. Para ello aplica su conocimiento y experiencia de 24 años como directivo en ayudar a sus empresarios y profesionales con conceptos y herramientas de organización y gestión que aumenten su valor y mejoren sus vidas.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>